Lasaña de Carne

26 octubre, 2018 by Pilar Palmero1
20181007_140724-1280x720.jpg

La Lasaña de Carne es uno de esos platos que nos gusta a casi todos… hoy preparamos un “Pasticho” al mejor estilo venezolano, con salsa de carne (boloñesa), jamón y queso.

El Pasticho es un plato especial, de domingo, para recibir a la familia y amigos, compartiendo con ellos de un almuerzo en casa.

Es una receta que va pasando de madres a hijas y que disfrutamos preparándola juntas.

No es un plato difícil de hacer, pero si es un poco laborioso, necesitamos preparaciones previas para poder armarlo, en publicaciones anteriores les he ido enseñando a preparar la Salsa Boloñesa y la Salsa Bechamel, recetas imprescindibles para elaborar nuestro plato de hoy.

Manos a la obra y a disfrutar de nuestro Pasticho…

 

Ingredientes:

Para 6 personas

1 litro de Salsa Boloñesa

1 litro de Salsa Bechamel

200 grs de jamón cocido o pechuga de pavo

200 grs de queso rallado, la variedad que prefieras

400 grs de placas de pasta para lasaña, precocidas

Mantequilla para untar el molde

Elaboración:

Tiempo de Preparación: 60 minutos

1.- Empezamos enmantequillando un molde de hornear, puede ser de vidrio refractario o de aluminio.

2.- Ponemos una capa de salsa bechamel en el fondo, a continuación, cubrimos con placas de pasta toda la superficie, una capa de salsa boloñesa, una capa de jamón cocido, una capa de queso, salsa bechamel y por último otra capa de placas de pasta.

3.- Continuamos haciendo capas hasta llenar el molde, en la ultima capa, ponemos la salsa bechamel sobre las placas de pasta y cubrimos con queso.

4.- Llevamos al horno a 200º unos 30 minutos, hasta que al introducir la punta de un cuchillo entre y salga fácilmente.

5.- Sacamos del horno, dejamos reposar de 15 a 20 minutos y servimos.

 

Sugerencias

Servir acompañado de una ensalada verde.

Si nos sobra Salsa Boloñesa, la podemos congelar y utilizarla mas adelante en otra preparación.

Tenemos prisa, podemos preparar la lasaña el día anterior y hornearla justo antes de servir.

Cuando nos queda un trozo de lasaña, la guardamos en la nevera y al siguiente día la calentamos a baja temperatura en el microondas, tapada para que no se seque, no sé realmente cuando está mas rica, si el mismo día o al siguiente  🙂