Albóndigas

7 noviembre, 2018 by Pilar Palmero0
20180610_150633-1280x720.jpg

Este es uno de los platos que a casi todos les gusta, desde “la Dama y el Vagabundo” hasta nuestros pequeños hijos…

Es un clásico de todos los hogares, particularmente me encantan con espaguetis, pero no dejan de estar riquísimas con arroz blanco, es cuestión de preferencias.

Yo preparo mis albóndigas en el horno, me gusta hacerlas así para evitar el exceso de grasas y para que nuestro plato sea mas saludable.

Es uno de los platos favoritos de mi hija, por lo que suelo prepararlo frecuentemente en casa.

Quedan muy ricas y suaves, por lo que no me extraña que sean en uno de sus platos preferidos…

¡Disfrútenlas!

 

INGREDIENTES:

Para 4 personas

½ kilo de carne molida

1 cdta de ajo en polvo

1 cdta de cebolla en polvo

1 cdta de perejil deshidratado

1 huevo

2 cdas de pan rallado

2 cucharadas de leche

½ litro de tomate triturado

1 cebolla mediana

1 diente de ajo

1 cdta de orégano

Sal y Pimienta

ELABORACIÓN:

Tiempo de Preparación: 60 minutos

 

  1. Ponemos la carne en un bol y añadimos el ajo en polvo, la cebolla en polvo, el perejil, el huevo, el pan rallado y la leche.

 

2. Mezclamos todos los ingredientes con un tenedor hasta integrarlos.

3. Sobre la placa del horno ponemos una hoja de papel de aluminio humedecida.

Nos mojamos ligeramente las manos con agua y formamos las albóndigas.

 Las horneamos a 200º durante 15 minutos.

 

4. Mientras tanto, preparamos la salsa: sofreímos la cebolla y el ajo hasta marchitar, añadimos el orégano, la sal, la pimienta y el tomate triturado. Dejamos cocer a fuego medio unos 20 minutos.

 

5. Sacamos las albóndigas del horno.

6. Con cuidado las ponemos en la salsa, dejamos que hagan chup chup por un par de minutos, apagamos el fuego y servimos.

 

 

Sugerencias:

Antes de añadir las albóndigas, podemos pasar la salsa por el chino para que nos quede más fina… la verdad es que yo prefiero la salsa un poco mas rústica y la dejo tal cual.

Si quedan algunas albóndigas podemos congelarlas sin problema ninguno, eso sí, recomiendo que las etiquetemos con nombre y fecha para saber que es lo que hemos guardado en el táper y desde cuando. Se conservan por unos 3 meses congeladas.