Crema de Espinacas Express

11 septiembre, 2018 by Pilar Palmero13
espinacas.jpg

La Espinaca es una verdura que podemos utilizar en infinidad de platos, las podemos añadir a lasañas, purés de verduras, rehogadas con piñones y pasas, o también podemos consumir las espinacas crudas y frescas en ensaladas, en batidos o jugos verdes, etc.

Hoy las preparamos en una fácil y rápida crema, que a continuación les explicamos…

INGREDIENTES

Para 4 personas

4 Puerros

2 cdas de mantequilla

400 grs de Espinacas congeladas

Sal y Pimienta

Queso Blanco rallado (cantidad necesaria)

ELABORACIÓN

Tiempo de Preparación 30 minutos

1. Derretimos la mantequilla a fuego suave para que no se nos queme.

2. Añadimos los puerros cortados en rueditas finas, se sofríen hasta que estén tiernos

3. En este punto añadimos las espinacas congeladas junto con la sal y la pimienta, al gusto, yo prefiero siempre añadir poca y al final rectificar.

4. A continuación, añadimos agua suficiente para cubrir la preparación.

5. Dejamos cocinar a fuego medio por unos 15 minutos desde que empiece a hervir

6. Una vez transcurrido el tiempo de cocción, apagamos el fuego y dejamos enfriar por unos minutos para licuar la preparación, en este paso es importante comprobar que no tenemos mucho caldo, de ser así, yo siempre saco un poco y lo reservo, si vemos que nos ha quedado un poco espesa añadimos un poquito más del caldo reservado, rectificamos de sal y pimienta

7. Y por último, servimos con queso blanco rallado al gusto. Voila…. A disfrutar de esta deliciosa y rápida crema

SUGERENCIAS

En próximas ediciones publicaremos mas recetas donde las Espinacas sean el ingrediente estrella de nuestra receta…

Para hacer esta crema mas sutil podemos añadir 100 ml de nata para cocinar al momento de licuar.

Si las compramos frescas debemos consumirlas enseguida para evitar la pérdida de nutrientes, las congeladas mantienen la mayor parte de sus cualidades nutritivas, eso sí, luego de cocinarlas no las guardes en la nevera que se estropean rápidamente.

 

Las Espinacas son una excelente fuente natural de vitaminas y minerales.

 

Nos aportan vitamina A, vitamina C, vitamina E, vitamina K, así como también vitaminas del grupo B (B6, B2, B1) y ácido fólico (vitamina B9) imprescindible para el crecimiento de los niños, y entre los minerales se destacan el calcio, hierro, potasio, magnesio, manganeso y fósforo.

Igualmente contiene sustancias antioxidantes como los flavonoides, y carotenoides (la luteína y la zeaxantina, neoxantina). También es una buena fuente de ácidos grasos Omega-3.

Tienen múltiples beneficios para nuestra salud, entre los que podemos destacar:

  1. Promover el transporte y depósito de oxígeno en los tejidos.
  2. Aumentar la fuerza muscular.
  3. Ayuda a bajar de peso, debido a su bajo contenido calórico y su gran aporte nutricional.
  4. Favorece el tránsito intestinal, por la fibra que contiene y a la vez causa sensación de saciedad.
  5. Ayuda a prevenir enfermedades, debido a la acción de sustancias antioxidantes, especialmente la vitamina A y C.
  6. Beneficia a mujeres embarazadas y niños por su contenido de ácido fólico (vitamina B9).
  7. Mejora la visión.
  8. Mantiene la presión arterial balanceada, gracias a su contenido de magnesio y potasio.
  9. Además, por su alto contenido de potasio y poca cantidad de sodio, favorece la eliminación de líquidos de nuestro organismo favoreciendo a personas que padecen de hipertensión.

 

Variedades de Espinaca

Espinaca de hoja rizada o Savoy: es la variedad más popular de espinaca que se come cocida debido a su textura firme. Se vende en atados normalmente y requiere un buen lavado con agua antes de cocinarla. Sus hojas son onduladas, crujientes y de un color verde oscuro.

Espinaca de hola lisa: al igual que la anterior también se consume cocida. Sus hojas con más grandes, más lisas y más tiernas que la variedad Savoy. Son más fáciles de lavar. Normalmente se venden en bolsas sin los tallos. Si bien se venden pre-lavadas, siempre es aconsejable volver a lavarlas antes del consumo.

Espinaca Baby: son más pequeñas y más tiernas que las anteriores. Se usan en la preparación de diferentes ensaladas. La espinaca Baby, no es más que la espinaca de hoja lisa que ha sido cosechada en forma temprana. Tiene un sabor más dulce y se vende en bolsas con sus tallos, que no necesitan ser removidos ya que son igual de tiernos.